Sr. Crus | D&G deja de existir
15476
post-template-default,single,single-post,postid-15476,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,paspartu_enabled,paspartu_on_top_fixed,paspartu_on_bottom_fixed,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-10.0,wpb-js-composer js-comp-ver-4.5.3,vc_responsive

D&G deja de existir

D&G deja de existir

Este jueves en la Milán Fashion Week se confirmaba que el desfile verano 2012 de D&G era el último de su historia.

Domenico Dolce y Stefano Gabanna no se retiran, ni mucho menos. Tampoco desaparece Dolce & Gabanna, lo que desaparece es la segunda línea, la más joven, la más arriesgada… La que menos nos gustaba, la verdad.
La pareja asegura que quiere volver a sus orígenes, y canalizar la juventud y frescura de la línea D&G a la primera colección, Dolce & Gabanna.
En nuestra opinión, D&G estaba devaluando el trabajo labrado durante años por esta pareja de italianos por varios motivos:

  • Imitaciones. La marca D&G ha sido falsificada hasta la saciedad: ropa interior, camisetas, bañadores, joyas, gorras… Hasta prendas que D&G no fabricaba. La inexorable presencia del logo en la mayoría de mercadillos de todo el mundo hacía peligrar la exclusividad de la marca. En su momento, ya le pasó a Gucci, que tuvo que retomar las riendas, luchar en serio contra la falsificación y deshacerse de las líneas más sencillas que pervertían el concepto ‘Gucci’.
  • Público. Está claro que cualquiera puede llevar la prenda que quiera, la moda no es de nadie, ni mucho menos las marcas. Pero D&G aparece en contextos que nada tienen que ver con la idea inicial de Dolce & Gabanna. D&G últimamente convivía con marcas deportivas, con joyas de oro… La exclusividad se estaba perdiendo, y a veces parecía que el sentido del gusto también.
  • Otros proyectos. La pareja ya ha comentado oficialmente en Vogue que quiere canalizar su energía y poder creativo en otros proyectos. Y es que Tom Ford crea escuela…
  • Madurez. Según la pareja, el ritmo que está adquiriendo el mundo de la moda, muchas veces vacío de contenidos, y cada vez menos duraderos no es su estilo. Una vuelta a lo esencial en su primera firma es lo mejor que pueden hacer para volver a tener los pies en la tierra.

Lo dicho, una sabia decisión, y en el fondo hasta una buena noticia, teniendo en cuenta en qué se había convertido D&G últimamente: ¿no estás tú también harto de ver gafas de sol con ‘D&G‘ en gigante?. Aunque eso sí, echaremos de menos las campañas de publicidad, que siempre han sido impresionantes. En el último desfile verano 2012, el foulard de seda se convertía en el hilo conductor de la colección, desde luego mucho más acertada en el desfile femenino que en el masculino.

Bye bye, D&G. Hello Dolce & Gabanna.

 

3 Comentarios
  • Kat
    Publicado a las 16:53h, 23 Septiembre Responder

    Hola!!

    Este ultimo desfile me recuerda al Versace de los primeros tiempos…Como se echa de menos…

    Os sigo! 🙂

    Feliz finde!!

  • El Gato Mizifú
    Publicado a las 20:05h, 23 Septiembre Responder

    Precioso el vestido de la quinta fotografía.
    Es verdad que se ha perdido la exclusividad de esta marca; los mercadillos están llenos de imitaciones…
    saludos 😉

  • Diana Gabriela
    Publicado a las 16:12h, 24 Septiembre Responder

    Uff…. pues ya había escuchado lo de D&G, pero no sabía las razones… y una de ellas es la piratería, qué mal! Se me hace de mal gusto que la gente compra algo que no es original! Pero, qué se le va a hacer? Y qué lástima que los lentes va a desaparecer, que a mi hermana le encantan y ahora no sé qué va a comprar, jajaj! Excelente post y gracias por las imágenes!! xxoo

Escribe Un Comentario